ARTE URBANO

TODOS NUESTROS BARRIOS DEBERÍAN TENER ARTE URBANO

No podemos olvidar que, ya en la época prehistórica, el ser humano se comunicaba a través del arte. Esas pinturas rupestres que nos dejaron nuestros antepasados, y de las que aún desconocemos de muchas de ellas la motivación de sus autores.

El arte ha ido transformándose y adaptándose con el tiempo. Nuevas técnicas, nuevas ideas, nuevos materiales o nuevos avances, pero el fin sigue siendo el mismo: “comunicar”.

Estas nuevas técnicas han ido evolucionando hasta nuestra época, dando lugar a un nuevo arte conocido como “Arte Urbano” y causando, por lo general, controversia en nuestra sociedad al considerarse en sus principios como una expresión de arte ilegal en la vía pública.

Pero nuestros tiempos han cambiado, pues en la actualidad existen permisos otorgados por los Ayuntamientos para que las y los artistas puedan realizar de forma legal este tipo de pinturas.

No debemos estigmatizar ni a sus autores, ni a quienes valoran su trabajo, porque simplemente expresan sus ideas, críticas, o son simples reflexiones, ya que el arte es la libertad de expresión del autor. Además, nos gusta su diversidad y formarán también parte de nuestra historia.

Tenemos grafiteros reconocidos a nivel mundial, como Acamonchi (México), Bask (EEUU), Burn Monster (Los Ángeles), Flower Guy (Nueva York), Bansky (Reino Unido) o Dr. Hofmann(España), sin olvidar a otros tantos artistas anónimos que se comunican con nosotros mediante los muros de nuestros barrios.

Viendo la repercusión que ha tenido estos días tanto en la prensa como en redes sociales el mural feminista de Ciudad Lineal, podemos decirle al gobierno del Ayuntamiento de Madrid que deberían salir más a las calles a escuchar a sus vecinos y vecinas; pues a pesar de haber rectificado su propuesta inicial de eliminar este mural, existe una ley no escrita, ‘La Ley del Graffiti’, por la cual las ‘piezas’ de otros u otras artistas no se ‘pisan’, pues hay infinidad de murales para poder pintar y en los que comunicar sin necesidad de enmudecer la obra del anterior autor.

La intención de la derecha está clara, al igual que han querido callar lo ocurrido en las residencias durante la pandemia, o en la Cañada Real. O los fondos utilizados para construir el hospital Zendal, en lugar de contratar personal sanitario.

Gestión del silencio, falta de humanidad y de empatía, absoluta incomprensión que consideramos “catastrófica”.

Y ahora pretendían callar al arte también…

Sin embargo, este arte nos servirá de inspiración en el futuro, para nunca olvidar todo lo que muchas otras han luchado y conseguido hasta nuestros días.

Por eso, recordamos a la derecha que…

No podréis ‘pisar’, lo que ya está escrito.”

#ElMuralSeQueda

Alba Pulido

(Responsable de Feminismos y Juventud de Podemos Leganés)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *