RESIDENCIAS DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Las Residencias de la Comunidad de Madrid son en su 95% privadas y algunas que son públicas son, también de gestión privada.
Somos la Comunidad Autónoma de todo el Estado con más población mayor de 65 años, por lo que se ha visto como un “nicho de negocio” (hay unos 400.000 demandantes de residencia) por parte de empresas privadas y fondos de inversión (la francesa Orpea 22 residencias, la francesa Amavir 17, o la británica Sanitas 19 residencias) y los abusos se han multiplicado, hasta el punto que Madrid es la Comunidad Autónoma con mayor % de plazas de residencias en residencias masivas (+100 mayores), pues el hacinamiento de los mayores permite una mayor explotación.
La situación de las residencias ha sido denunciada reiteradamente por las asociaciones de familiares, que piden un modelo público, el aumento de los ratios de personal, la eliminación de la precariedad entre las trabajadoras, el aumento de la formación, la reforma y adaptación de los centros y un mayor control por parte de la administración de lo que pasa en los centros de mayores. También por nuestro Grupo Parlamentario, en la anterior legislatura y en esta.
En la anterior legislatura llegamos a presentar una Ley de Residencias que bloquearon PP y Ciudadanos y en esta tenemos preparada una nueva ley que presentaremos en mayo.
170 residencias han sido sancionadas, apenas 3 son a residencias públicas, todas sanciones muy menores.
Las residencias de ancianos sancionadas son algo más de una quinta parte de los centros existentes de manera autorizada en Madrid, pues algunos de estos centros son residencias ilegales.
El Consejero Alberto Reyero (Ciudadanos) ha reconocido la existencia de irregularidades, incluidas residencias sin licencias. Reyero ha comenzado a publicar las sanciones, ha aumentado las inspecciones, e incluso ha retirado la gestión de las residencias a ARALIA (vinculadas Ulibarri) por abusos manifiestos.
Según los datos, Madrid es la Comunidad Autónoma con mayor número de fallecimientos por coronavirus, muchos de ellos en residencias de la Comunidad Autónoma. Todo apunta al factor hacinamiento como posible causa de este aumento exponencial, entre otros factores claro.
Ha habido una disparidad de criterios en el gobierno regional para solicitar esa ayuda a la UME, primero el Consejero Reyero (Ciudadanos) salió
solicitando la ayuda, siendo posteriormente desautorizado por Ayuso (PP) recordemos que el Estado no interviene si no hay una solicitud o de la CCAA o de la dirección de la residencia, informando a la CCAA y a la Delegación del Gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *